Translate

martes, 13 de noviembre de 2012

Alimentos procesados

Con el paso de los años, la evolución de la industria ha repercutido directamente en nuestros hábitos alimenticios, de hecho hoy en día no recurrimos a alimentos frescos como las verduras, frutas, etc. sino que como en el mercado encontramos latas, bolsas congeladas o incluso comidas ya preparadas para consumir con sólo calentarlas, muchas veces recurrimos a estos alimentos. Todos estos alimentos los conocemos como “alimentos procesados”

Alimentos procesados, ¿sí o no?
Pues todos estos alimentos que son procesados tienen ventajas y desventajas. Así podemos decir que estos alimentos que encontramos en el mercado, están hechos para la comodidad del consumidor, ya que tienen una fácil preparación, comodidad e incluso ciertos alimentos que sólo encontramos en algunas épocas del año consumirlos durante todo el año.
Sin embargo, las principales desventajas que estos alimentos poseen, son que las propiedades nutritivas de los alimentos se pierden dejando así de ser un producto fresco y natural; de hecho se ha comprobado en ciertos alimentos se pierde la cantidad de fibra que éste tenía, fibra que es muy importante en nuestra dieta. También podemos decir que los alimentos enlatados, en conserva o escabechados sufren además pérdidas de minerales como el potasio, magnesio y calcio, como también algunas vitaminas, mientras que se añade gran cantidad de sodio, mineral que si se consume en exceso puede ser perjudicial para el organismo.

¿Qué repercusiones tienen sobre la salud?
Pues bien, no podemos afirmar tajantemente que los alimentos procesados sean perjudiciales para la salud, ya que ningún estudio así lo demuestra; pero lo que sí podemos afirmar es que nuestra dieta no debe basarse en alimentos procesados, ya que como hemos dicho anteriormente, éstos no poseen las Cantidades Diarias Recomendadas (CDR) de vitaminas, minerales, etc. y además aumentaríamos la cantidad de sodio, grasas, calorías, azúcares, aditivos artificiales y una menor ingesta de fibras.
Por lo tanto, consumir de vez en cuando alimentos procesados, es decir, productos enlatados o verduras congeladas, no tendrán un impacto notable en nuestra salud.
Pero por otro lado, alimentos que presentan conservantes, así como fiambres, embutidos, enlatados y otros muchos productos, son desaconsejados para aquellas personas con problemas de hipertensión arterial o enfermedades cardiovasculares. Para este grupo de personas lo más aconsejable es consumir alimentos frescos que conservan todas sus propiedades: conservan toda su fibra, poseen menos sal agregada, más agua y menos calorías.

A continuación podemos observar un gráfico en el cual podemos ver la diferencia entre 3 alimentos naturales y 3 alimentos procesados.

Así podemos ver que la cantidad de sodio y potasio en un mismo alimento, uno procesado y otro no, son bastante diferentes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada